Esta es la compañía que pone máscaras en las pestañas y comida sobre la mesa. Que lucha contra las arrugas con una mano y contra el cáncer de mama con la otra. Que conoce el valor de un labio perfecto pero que abre la boca y se expresa contra la violencia doméstica y a favor de la independencia económica de la mujer. Esta es la compañía que no sólo lleva belleza a las puertas, sino que las abre. Esta es la compañía que apoya a más de 6 millones de Representantes en más de 100 países alrededor del mundo.
Esto es Avon la Compañía que durante más de 130 años se ha pronunciado a favor de la belleza, la innovación, el optimismo y por sobre todo, por amor a la mujer.



Avon trabaja con materias primas de calidad y tecnología de vanguardia en el Laboratorio de Suffern, Nueva York, una verdadera fábrica de belleza de la que cada año salen más de 1.000 productos nuevos. El Centro Global de Investigación y Desarrollo de Avon, es un foco científico, donde más de 350 profesionales de la industria desarrollan productos de cosméticos de alta gama.



Avon Products, Inc. se compromete a vender únicamente productos saludables, utilizando ingredientes seguros y cumpliendo con la normativa aplicable en cada país en el que los productos de Avon son vendidos.




Hace más de 130 años, en 1886 David McConnell, un visionario neoyorquino fundó la empresa California Perfume Company y cambió la historia de la belleza y de la mujer para siempre.

Con los años, la empresa prosperó y el Sr. McConnell decidió comenzar su propia fuerza de ventas, reclutando así la primera mujer Revendedora de la historia, la señora Florence Albee.

En 1939 California Perfume Company se convirtió en Avon Products Inc., nombre inspirado en el pueblo natal del escritor favorito de McConeell, William Shakespeare.

Durante más de un siglo Avon ha tocado la puerta de millones de hogares en más de 100 países, se ha pronunciado a favor de la belleza, la innovación, el optimismo y por sobre todo, el AMOR por la mujer.